¡Una chica que suda sangra en manos y rostro!


Imagina la cara del médico de turno cuando una mujer joven llegó a la consulta diciendo que llevaba tres años transpirando sangre por las manos y la cara. No tenía signos de lesiones en la piel y su condición era tan grave que la había obligado a aislarse de la gente y hundirse en una depresión.
El caso tuvo lugar en Italia y ha sido destacado por la revista Canadian Medical Association Journal (CMAJ), donde lo describen como un caso de lo más inusual. La paciente de 21 años llevaba tres sangrando, con episodios que duraban entre uno y cinco minutos, especialmente durante el sueño y mientras hacía ejercicio. Sin embargo, no había heridas en su piel ni un desencadenante que resultara obvio para los médicos. Las hemorragias eran espontáneas, y más intensas cuando la joven estaba estresada.
Después de tratar a la paciente por su depresión y ansiedad, los dermatólogos del hospital de Florencia la diagnosticaron con hematidrosis, una condición muy rara que hace que algunas personas rezumen sangre por la piel. Si bien existen decenas de artículos e historiales sobre el trastorno (la primera mención del “sudor de sangre” se remonta a Aristóteles en el siglo III a. C.), muchos médicos dudan de su existencia por su histórico vínculo con la religión...

Leer el artículo completo: Fuente

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Diovana Königsreuter